De nuevo, tras la presentación de un magnífico libro de fotografías fruto de tantos viajes y aventuras, ojo a vizor y siempre junto a su cámara, Pío Cabanillas nos deja disfrutar hasta el próximo 27 de junio, en la galería Materna Y Herencia, de los inmensos paisajes contenidos en la inmensidad del pequeño planeta Tierra.

Ángeles González-Sinde hace un estupendo prólogo de esta nueva exposición, Baroque. Por ello me permito citar, a modo de resumen e ilustración de lo que el visitante va a descubrir, algunas líneas.

“A primera vista podrían parecer hojas, inmensas hojas, fragmentos del reino vegetal, pormenores de esa planta tropical llamada elocuentemente Musa paradisíaca y vulgarmente banano o platanero. Posiblemente sea lo que el autor pretende: llevar al observador, si no al engaño, sí a la paradoja de reconocer lo que es en lo que no es. (…)  Las imágenes nos invitan a comprender que, a lo largo de la historia del arte, los maestros se han guiado por las estructuras de la naturaleza. (…) Como los creyentes de las antiguas religiones, Cabanillas rinde homenaje a esos espacios donde le gusta perderse, colocándolos al alcance de nuestra vista y casi de nuestra mano. Son porciones de un paisaje y podemos muy bien imaginar el proceso previo y posterior al disparo de cada imagen: la mirada admirada del fotógrafo, los pasos que allí le condujeron. (…) Pliegues y deformidades, como ornamentos o estructuras barrocas, conforman un escenario teatral cambiante en función de los rayos de luz que resbalan por las grietas. La serie fotográfica nos habla de una naturaleza libre y voluble, casi como sedas agitadas por el viento. Lo real se confunde con lo imaginario, los planos y la profundidad de campo son engañosos, y el derroche de movimiento y líneas difumina los objetos y prima los juegos visuales. (…)”.

Para todo artista, o amante de la aventura y naturaleza, es, como todas las exposiciones de Pío Cabanillas, una visita obligada. Una inspiración y toda una experiencia de las que abren la mente de uno, invitándonos a reflexionar en el marco del Festival Off de PhotoEspaña 2017.

Hasta la próxima ventana que nos abra a cualquier recóndito y fascinante lugar de este mundo.

Imagen tomada por el propio Pío Cabanillas de una de sus obras. 20 de junio 2017.
Valora esta entrada

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios

Dejar respuesta