¿Existirá un infierno?

Y si existe ¿qué personas te encontrarás allí?

Quizás algunos personajes de la historia. ¿Quién sabe?

Y el diablo ¿cómo será?

Si te gustaría encontrar respuestas a estas preguntas, Glenn Cooper las ha encontrado para ti a través de su novela Condenados, en la que recrea su idea particular de un infierno histórico, pintoresco e irónico, que te adentrará en sus entrañas. Una historia diferente y bien escrita al igual que hizo con su anterior novela La biblioteca de los muertos.

El libro comienza con un equipo de científicos que se preparan para realizar un experimento en el que pretenden obtener una partícula: el gravitón.

Para los más profanos en la materia, entre los que me incluyo, el gravitón es una partícula elemental hipotética de tipo bosónico que sería la transmisora de la interacción gravitatoria en la mayoría de los modelos de gravedad cuántica (agradecedle a Wikipedia esta lección de física).

Pero algo ocurre mientras se realiza el experimento y se abre una puerta que a lo mejor no se debería haber abierto…

Si buscas algo diferente y entretenerte, este puede ser tu libro.

Valora esta entrada

Print Friendly

No hay comentarios

Dejar respuesta