Para su primer largometraje, Carla Simón inició un viaje abisalmente introspectivo durante la escritura del guión, con su difícil niñez como génesis y destino. Y esa expedición nos ha regalado una de las joyas del año, magistral en la transmisión de sentimientos con la honestidad y naturalidad como vehículos, apartando con acertado desdén cualquier artificio innecesario.

“Para mí era importante contar la historia desde el punto de vista de la niña”

La maestría en el dominio del lenguaje audiovisual, presente tanto en los bellísimos planos (mención especial para los iniciales desde la nuca de la protagonista, cuya solvencia refuerza la sensación de vivir la historia a través de sus ojos) como en la inspirada utilización de formas sordas de expresión (gestos, miradas, caricias), se integra con el realismo sencillo en apariencia de los diálogos de “Verano 1993”. Las interacciones infantiles entre Frida (inclasificablemente brillante la interpretación de Laia Artigas, de apenas 8 primaveras) y Anna, trufadas de esa espontaneidad e inocencia tan deliciosamente infantiles, nos guían por un camino de baldosas amarillas que se oscurecen según se impone la desgarradora sensación de soledad y vacío. Un sendero que es búsqueda de lugar y hogar, en un pequeño mundo devastado por la trágica pérdida de los progenitores de Frida

Resultado de imagen de verano 1993

Los años 90 y el sida, un demonio innombrable, temido, incomprendido e incurable en aquel entonces, son oscuro marco para una historia de enfrentamiento y aceptación, en la que una niña de apenas 6 años se ve forzada a mirar a los ojos de ese terrorífico binomio que conforman muerte y soledad. Sombría dualidad en continente y contenido, alumbrada por fogonazos de luz en forma de humanidad conjurados por unos padres adoptivos (el hermano de la difunta madre y su pareja) que acogerán a Frida en su refugio de amor y aceptación incondicionales, físicamente ubicado en pleno Ampurdán.

Resultado de imagen de verano 1993

El prodigio autobiográfico firmado por Carla Simón deja el listón muy alto, tanto a las siguientes obras de la directora como para las próximas películas del año por cuyo ecuador transitamos.

@Juanlu_num7

 

 

5 (100%) 16 votes

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios

Dejar respuesta