Uno de los mejores embajadores de la ciudad de Boston en el mundo, maestro construyendo personajes con los que es fácil conectar gracias a una desbordante humanidad barnizada de personalidades magnéticas, generador de tramas absorbentes que han acabo sirviendo como magnífico sustento para una industria cinematográfica en crisis de creadores (ahí están los ejemplos de Mystic River, Gone Baby Gone o Shutter Island): Dennis Lehane viene deleitándonos desde la década de los 90, en su camino imparable hasta los puestos de privilegio dentro de la novela negra actual.

La capital de Massachusetts, sus barrios humildes y señoriales, sus gentes, su pasado y su presente, sus leyendas deportivas… su esencia, en definitiva, es protagonista muda de la obra de Lehane. Desde las historias de Angela Gennaro y Patrick Kenzie, que atrapan sin remisión entre la brillantez de las tramas y la poderosa y singular relación existente entre la pareja de detectives, hasta obras monumentales como Cualquier Otro Día o Vivir de Noche, que transitan entre la fina línea que separa la ficción de un minucioso estudio sociológico de los Estados Unidos de inicios del Siglo XX: el autor destila amor por su ciudad y por el género en todas sus obras, amparado en un estilo inmaculado y vibrante.
Las minorías sociales y la lacra del racismo no escapan al teclado de Lehane, sobre todo en las dos últimas obras mencionadas. Tampoco los problemas familiares, el desarraigo, la batalla contra tradición y prejuicios, el amor, el miedo a no alcanzar las expectativas, la corrupción… Sentimientos nobles y terribles que marcan a fuego las historias de sus protagonistas. Las novelas de Dennis dejan poso e invitan a la reflexión, mientras se disfruta de las tramas y se viaja hasta Nueva Inglaterra sin necesidad de billete de avión.
Si os gustan las buenas historias, poned un libro del Sr Lehane en vuestra mesilla. Nos arriesgamos a asegurar que no os arrepentiréis…

 

5 (100%) 3 votes

No hay comentarios

Dejar respuesta