El próximo 24 de noviembre, Movistar+ se une con Vergüenza a series como Aquí no hay quien viva o La que se avecina, con una vuelta de tuerca. Ya no es una comunidad de vecinos, sino una familia que gira en torno a Jesús Gutiérrez (el férreo  y apuesta segura Javier Gutiérrez) un fotógrafo ilusionado con exponer sus fotos artísticas pero que termina relegado a la BBC (bodas, bautizos y comuniones).

Jesús está casado con Nuria (Malena Alterio, que repite su desastrosa,  divertida y exitosa trayectoria vital de Aquí no hay quien viva pero con padres más acaudalados) y tiene el apoyo de su compañero de trabajo y amigo Óscar (Vito Sanz, a quien pronto veremos en la gran pantalla en las películas de Emilio Martínez Lázaro y su hija Clara con sendos personajes tragicómicos, un punto desesperados que caen bien), quien no ceja de salvarle el pellejo cada vez que mete la pata. Y no son pocas.

Cierran este reparto de lujo, que sin duda es una garantía de risas, Carlos (Miguel Rellán, también en Aquí no hay quien viva y un actor con una dilatada carrera en cine, teatro y televisión) como padre de Nuria y exitoso vendedor de aires acondicionados; Maricarmen (Lola Casamayor, con importantes apariciones en cine y también en televisión –Aquí no hay quien viva, Hospital Central– y teatro).

No hay excusas para no verla a los amantes de este tipo de series de enredos y situaciones ridículas que, aunque exageradas (o no), bien pueden pasarnos a cualquiera.

 

 

Valora esta entrada

No hay comentarios

Dejar respuesta