No podía terminar 2017 sin la cita en las pantallas con Woody Allen. Al igual que cada año tiene su blockbuster (como la nueva entrega galáctica, que recientemente comentamos aquí), sus festivales (San Sebastián, Valladolid, Málaga, Semana del Cine Alemán y otros tantos), Woody Allen no falla.

Esta nueva obra la ambienta en la sugerente y muy cinematográfica decadencia de la feria de Coney Island, (EE.UU). Vuelve a no aparecer él en persona, pero deja su rastro con el jazz y con unos personajes envueltos en tormentosos sentimientos, faltos de cariño y envueltos en fracaso.

Con su habitual mordacidad, Woddy Allen nos cuenta el regreso de Carolina (Juno Temple) a la casa de su padre, Humpy (Jim Belushi), feriante en Coney Island. Viene huyendo de su ex marido, un mafioso sin escrúpulos, al que ha traicionado para escapar de la policía.

Ginny, (Kate Winslet), su madrasta y nueva pareja de Humpty, es una actriz de teatro venida a menos. Es la madre de Richie (Jack Gore), un chico cuyo abandono suple prendiendo fuego a todo lo que puede o escapándose al cine. Ginny, hastiada por tener que ganarse la vida como camarera, no sabe qué más hacer ni cómo escapar de ahí. Hasta que conoce a Mickey.

“Mickey, (Justin Timberlake), es un joven dramaturgo que, para sacarse un dinero, ejerce de socorrista ese verano.


Sin llegar a relaciones incestuosas ni ataques hipocondríacos de muchas de sus películas, en esta ocasión pone en el centro de la historia es un conflictivo triángulo amoroso entre Mickey, Ginny y Caroline. Una trama que nos va narrando el propio Justin Timberlake envuelta en una fotografía digna de mención.

Todo en su conjunto hace de Wonder Wheel una película que, sin entrar en su particular olimpo, seguramente una clasificación tan discutida como gustos hay, nos deja muy buen sabor de boca. Acertada apuesta de Amazon Studios por Woody Allen. Con esta película, distribuida en España por A Contracorriente Films  (cerrando así un gran año), Allen vuelve a demostrar que tiene cuerda, y música, para rato. Si encima nos deleita, aunque sea solo una vez más, con una de sus soberbias y divertidas apariciones, mejor.

5 (100%) 1 vote

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios