Estoy esperando que vuelva el frío interno,

estoy esperando que vuelva el frío interno.

Mis ojos ven lo que hay cerca

unos edificios altos

hechos de acero y cristal opaco.

Se lo que quieren

los soñadores muertos.

Quieren vivir más que los demás

pero, la masa humana los empujó

a un precipicio de palabras vanas.

Tengo la sensación de haber estado en una guerra

contra los ratones armados

con armas que disparan rayos de luz negra,

las cuales ciegan por unos días.

No te acostumbres a tomar las cosas en serio

el jefe es un idiota, mándale a la mierda.

Te sentirás bien.

5 (100%) 1 vote

Compartir
Artículo anteriorExcelencia apocalíptica
Artículo siguiente2017 en clave cinéfila
Aprendí a ser formal y cortés y a cortarme el pelo una vez al mes. Mas si me aparté de la sociedad, fue que nunca me gustó la vulgaridad.

No hay comentarios

Dejar respuesta