El presente, el pasado y el futuro

ocurren al mismo tiempo.

No sabes cómo ocurre, pero ves que ahora estás.

Luego, en el mismo instante

ya estás en otro sitio.

¡Cómo puedes pensar eso de mí!

Tu preocupación te lleva a caminar por caminos ignotos.

Rechaza la invitación para no ser,

no escuches la música que tocan

los hombres sedientos.




La libertad es poca

la estrella se aleja con tus ideas perfectas.

No creas que no puedes salir afuera

para ver el lujo de los hombres

vestidos con extraños tejidos

qué cambian de color sólo con quererlo.

5 (100%) 1 vote

Print Friendly, PDF & Email
Compartir
Artículo anterior2017 en clave cinéfila
Artículo siguienteCanaletto, una historia veneciana en la Queen´s Gallery
"Aprendí a ser formal y cortés y a cortarme el pelo una vez al mes. Mas si me aparté de la sociedad, fue que nunca me gustó la vulgaridad". Escritora por devoción y lectora por convicción.

No hay comentarios