El rescate a la estación espacial rusa Salyut-7, hasta entonces la tecnología más avanzada en el espacio,  joya de la URSS frente a Occidente, fue agónico y muy heroico.

La película, de la que merece la pena no desvelar prácticamente nada, versa sobre los temas del deber, el honor y los sacrificios que todo héroe debe realizar. Incluso para con sus familias.

Salyut-7: Héroes en el espacio nos recuerda a filmes como Apolo 13 del genial aunque no siempre reconocido Ron Howard y Gravity, obra técnicamente similar y perfecta de Alfonso Cuarón, que sin embargo no entra la lista de mejores películas.

Con Salyut-7: Héroes en el espacio, su director, Klim Shipenko, nos invita a una aventura espacial que, como pocas, es capaz de poner los sentimientos a flor de piel. Hay que destacar, más allá de la hábil adaptación de unos hechos reales por parte del propio director y Aleksey Chupov, Natalya Merkulova, Aleksey Samolyotov, las no pocas secuencias grabadas en condiciones de gravedad cero. Mostrar esos sentimientos enfrentados en un angosto espacio y sin gravedad es un logro al alcance de los pocos dispuestos a asumir tamaña empresa.




Con una tecnología poco desarrollada en 1985 que no permitía una comunicación permanente con los cosmonautas (en la zona de sombra de la Tierra había un bloqueo total de la señal), la pericia y perseverancia de los tripulantes fue decisiva. Incluso desobedeciendo órdenes que desde un desesperado centro de mandos trataban de darles.

Todo por salvar el honor y su sentido del deber, ya que no olvidemos que la Guerra Fría seguía vigente. En sus postrimerías, pero sin que ninguno de los dos bloques quisiera mostrar signos de debilidad.

Aunque el filme es un relato para glorificar el bloque soviético, ahora ruso, el honor se deja ver también en los eternos enemigos. Al menos entre iguales, los verdaderos soldados que libran las misiones sobre el terreno, en este caso en las cósmicas alturas no exentas de enigmas y peligros, son capaces de reconocer la valía del rival.

Valora esta entrada

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios