Ópera prima en la dirección de largometrajes de Hannes Baumgartner, Der Läufer (Midnight Runner) es un tratado sobre la génesis, desarrollo y apogeo de la oscuridad que anida en el interior de un ser humano, en este caso un prometedor atleta suizo para el que el trágico suicidio de su hermano ejercerá como tormento constante, amén de progresivo libertador para su perversa negrura.

Inspirada en hechos reales y dirigida con una muy valorable pulcritud vestida de aparente sencillez, el film es parco en diálogos pero rico en la explotación de una narrativa puramente visual, construida en torno a miradas y gestos cómplices que no evitarán el imparable maratón hacia los infiernos de un protagonista estupendamente interpretado por Max Hubacher.

Fotografía propiedad de Contrast Film

La obra aterrizará en la edición de este año del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, bajo el título de Midnight Runner y con nominación a Mejor Director Novel bajo el brazo, y pudimos disfrutarla en un pase previo gracias a la agencia de marketing http://thefilmagency.eu/.

Ni una vida ordenada y metódica, ni su ilusionada pareja, ni la dedicación de su entrenador, ni una entrega madre de acogida… Nada detendrá la deriva de un chico que desciende poco a poco por un pozo tenebroso e insondable del que jamás retornará.

Porque correr no librará de sus demonios a Jonas, no hay escapatoria posible a la que sus piernas le puedan conducir: su tragedia, tan inasequible al desaliento como el propio corredor en plena competición, le seguirá hasta la línea de meta.

@Juanlu_num7



5 (100%) 11 votes

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios