Todos, sobre todo los que vivimos a la vera del Mediterráneo, sabemos de la importancia de una buena comida. De sus múltiples beneficios físicos y psicológicos, ya que nos proporciona los nutrientes fundamentales para un buen desarrollo pero sin duda, y lo que en este caso importa más, también fortalece la convivencia y genera el clima más propicio para poner en marcha un proyecto.

Sergio Villanueva, en su debut tras la cámara, reúne a unos comensales en torno a cinco platos, incluyendo una paella como no podía ser menos dado su origen valenciano. Cinco comensales de lujo, compañeros de profesión, para hablar de un posible proyecto  teatral: Silvia Abascal, Juan Diego-Botto, Sergio Peris-Mencheta, Denise Despeyroux y Quique Fernández.

Pero pronto, disfrutando de la comida al aire libre, “la obra de teatro pasa a un segundo plano y la conversación se centra en sus vidas, sus almas, sus miedos y sus sueños, como nunca antes lo habían hecho”. La cámara, desde lejos y mediante un teleobjetivo cual voyeur, captó esta película en solo seis horas y con solo una idea base del guion, una estructura sin acciones o diálogos marcados.

Según relata el propio Sergio Villanueva, “los cinco platos que se sirvieron durante la película marcaron los cinco actos teatrales que nos llevaron a los actores de una conversación a otra sin darnos cuentas, de hecho, yo tuve momentos en los que dudaba si la cámara estaba grabando y si finalmente, lo que habíamos hecho, gustaría al público y una vez terminado el montaje, vimos la reacción en el público que tuvimos nosotros al terminar de grabarla”.

Los comensales, una original, fresca y experimental propuesta de improvisación dramática  producida por Gonita Films, Barco Pirata y FTF Cam ya está en cines. En octubre, se podrá ver tanto en el canal Movistar Xtra (dial 32), como en el servicio de vídeo bajo demanda de Movistar Plus.

 

Valora esta entrada

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios

Dejar respuesta