2 años después del reverencial y continuista ejercicio de J.J. Abrams en “El despertar de la fuerza”, que rayaba por momentos la categoría de remake para alumbrar el nuevo camino de la franquicia ya bajo control de Disney, llega la obra pivotal de la nueva trilogía, bisagra narrativa con Rian Johnson tanto en la escritura como en la dirección.

Y, por si no fuera suficiente con la dificultad inherente a una película central, puente entre nacimiento y final de la historia, Johnson arriesga en temática, tono y aproximación a uno de los personajes icónicos de la epopeya inmortal que George Lucas alumbrara en los estertores de la década de los 70.

Imagen relacionada

Si el Han Solo que tomó al asalto el protagonismo de “El despertar de la fuerza” conservaba pautas, motivaciones y socarronería similares a las de la trilogía original, el retorno de otro viejo y añorado tótem en “Los últimos Jedi” presenta palpables y profundas diferencias, tantas que el propio Mark Hamill expresó públicamente (y en privado, al propio Johnson) sus reticencias iniciales hacia el tratamiento recibido por su personaje, propagando la alerta entre unos fans que en muchos casos no se han encontrado con la película que esperaban.

Porque hallaremos a un Luke Skywalker sumido en la catarsis más profunda, en una oscuridad que le envuelve y le conecta íntimamente con Ben Solo desde una mutua decepción de vasos comunicantes.

Imagen relacionada

Más allá de un montaje discutible en ciertas fases (sobre todo desde aspectos puramente rítmicos), el enorme valor de “Los últimos Jedi” vive en su carácter osado, deshaciéndose desde el inicio de la cálida y segura sombra de Darth Vader (bajo la que tanto y tan conscientemente se cobijó Abrams en el film anterior) o difuminando a conciencia la marcada línea entre el bien y el mal, la luz y la oscuridad, que con tanta claridad perfilaron las dos trilogías de George Lucas.

“The greatest teacher, failure is.”

Una historia de sacrificio y de reconducción, de aprendizaje desde el fracaso, que bebe en parte de la injustamente denostada “Rogue One” y nos regala un clímax ubicado ya entre los mejores momentos de la saga.

@Juanlu_num7

 

 

5 (100%) 8 votes

No hay comentarios

Dejar respuesta