Dábamos la bienvenida al mes de abril con el debut de Playa Cuberris en la mítica Sala El Sol madrileña, enarbolando la frescura de su rock como bandera y con maletas repletas de ilusión a las espaldas. Y, en su capacidad para transmitir esa ganas y pujanza al público presente, nació el secreto de una actuación ejemplar.

Un directo poderoso, visceral, con la enérgica y versátil voz de Peto Girón alzándose de entre un intenso y frondoso bosque musical, mezcla de rock y punk y salpicado a arreones con ciertos toques de folk.

La totalidad de su recién nacido segundo trabajo (Entrar a matar) se personó en la cita, con canciones como “Viernes verdes”, “Grifo y Gas”, “El rey de la ciudad” o “El blues de la nevera” mostrando la riqueza del disco. Un desfile infinito de colaboraciones en pleno delirio rockero, para cerrar encendiendo a los presentes con “Luces de neón”. Mantener los pies en el suelo era ya una utopía a esas alturas de la película…

Playa Cuberris incendió la sala que toma su nombre del astro rey, desatando deflagraciones ante las que bailar y corear eran los únicos estintores posibles.

Resultado de imagen de playa cuberris entrar a matar

@Juanlu_num7

 

5 (100%) 3 votes

No hay comentarios

Dejar respuesta