Helena de Llanos es la directora y coprotagonista, junto a Tristán Ulloa, de este viaje cinematográfico con destino a “Alguna parte”, o a muchas. Aquí os dejamos el propósito de Helena de Llanos y los productores con esta película homenaje.

Dedicado a todas las pelis que no caben en esta, Helena es <<nieta de Fernando Fernán Gómez aunque no llevo su apellido y de Emma Cohen aunque no llevo su sangre. Juntos formamos una especie de familia bastarda, un triángulo cuyas puntas se conectan en el interior de la casa de Fernando y Emma, la casa donde he vivido los últimos cuatro años>>.

Muchos años para analizar la obra de una de las grandes figuras de nuestro cine, de quien en el 2021 celebramos, junto a Luis García Berlanga, su centenario. Alrededor de doscientas películas en las que Fernando aparece como actor, las veintiséis que dirigió, así como series, programas televisivos -descubiertos gracias a los archivos de TVE-, además de sus trabajos teatrales y literarios. Lo mismo sucede en el caso de Emma Cohen, con el añadido de que su obra es, en su mayoría, desconocida o, como en el caso de la obra teatral Terraza de café, inédita y nunca representada. En este caso, por ejemplo, llegan a recrear una reinterpretación en el jardín de la casa siguiendo las pautas directivas de la propia Emma Cohen.

Helena pronto pasó de una mirada de documentalista a una más imaginativa, recreando una conversación con Emma y Fernando, quienes le guían desde esa parte a la que pretende llegar Helena, con la casa como en la que ambos habitaron como escenario, mostrando la carrera profesional y la forma de afrontar la vida de dos figuras tan fundamentales como singulares de la cultura española.

Acompaña en este viaje, como hemos dicho, Tristán Ulloa, (re)interpretando <<a Juan Soldado, personaje interpretado por Fernán Gómez en los años 70. Este personaje, igualmente fruto de la imaginación de Helena, ejerce como una capa más en las formas de transmisión del relato y la memoria>>, siendo la voz, eso sí, la de Fernando Fernán Gómez en todo momento, con la dificultad de la sincronización labial en todo momento.

La puesta en escena incluye todos los interiores y exteriores de la casa, y la colaboración especial de José Sacristán, Verónica Forqué, Juan Diego, Oscar Ladoire, Nuria Gallardo y Tina Sáinz.

Helena nos detalla las intenciones de esta obra con las propias palabras de Fernando Fernán Gómez. <<En una carta a los posibles productores de Bruja más que bruja (1977), Fernán Gómez escribía: “No se trata de engañar a nadie. Esta película no quedará muy bien hecha”. En este caso, tampoco se trata de engañar a nadie: esta película quedará formalmente insólita, técnicamente ecléctica, narrativamente antilógica (…) Un collage, técnica artística que Fernando y Emma cultivaron, es una guía en este viaje que tiene mucho de onírico>>.

La propia Helena, en una charla TEDx, nos explica el proyecto. Un proyecto, un viaje, que recrea, <<una relación afectiva tejida a base de retales, en el mejor sentido de la palabra, que como la memoria, es fragmentaria, evocadora, inventiva y, a veces, caprichosa>>.

Rate this post
Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios