Regresión posterEl pasado miércoles 30 de Septiembre, en Beat4people tuvimos el placer de asistir al preestreno del esperado retorno de Alejandro Amenábar a las pantallas de cine, con un film en el que vuelve al género en el que mejor se defiende.

El prólogo, breve pero muy efectivo y brillante, por Iker Jiménez, el incansable periodista de pura cepa en la búsqueda de tantos enigmas que nos rodean, fue todo un acierto. Una muestra de como el cine, como la literatura, puede ayudar a explorar nuestras realidades, tanto internas como externas. Para un servidor, fiel seguidor de la “Nave del Misterio” (fenomenal equipo liderado por Iker), fue una agradable sorpresa y, desde aquí, quiero agradecerle que aceptara presentar la película.

En cuanto a la obra, solo puedo recomendaros que no os la perdáis. Técnicamente impecable en los aspectos formales, Alejandro Amenábar vuelve a demostrar por qué está en el Olimpo de los directores, y no solo españoles. El ritmo no decae en ningún momento, y los momentos “de susto” típicos están muy bien insertados, sin que te esperes qué va a pasar cuando la música, (excepcionalmente compuesta por Roque Baños como es habitual en la filmografía de Amenábar), al igual que la ambientación sonora, nos advierte de que algo va a suceder.

Para acabar, quisiera mencionar la estupenda labor de los actores, en unos papeles difíciles por el giro de guión que, casi al término del metraje, hace que Regresión cambie de rumbo, de una forma repentina pero que encaja muy bien, al contrario que muchas películas donde el giro resulta forzado y poco creíble. Como apunte, me pareció genial el guiño a Tesis, la primera obra del director, cuando menciona las “snuff movies”.

No solo Emma Watson y Ethan Hawke están soberbios, muy naturales (sin exceso de aspavientos), sino también los secundarios necesarios y el reparto, encabezados por David Thewlis, (como el Profesor Kenneth Raines); Dale Dickey, (como la abuela, Rose Gray); Lothaire Bluteau (como el Reverendo Murray) y Devon Bostick, que me sorprendió gratamente el breve pero intenso papel que tiene (como Roy Gray).Incluso la escenografía, aunque suene a tópico, forma parte del reparto con merecido protagonismo propio. La casa de los Gray, en la que suceden los hechos sobre los que gira la trama, llega al nivel de la terrible casa de Amytiville, (la real y la de la película).

Creo que estos son motivos suficientes para no dejar de ver, en pantalla grande y buen sonido, Regresión. Si sois aficionados al thriller y terror, más aun a los fieles de Alejandro Amenábar, os aseguramos que no os va a defraudar.

Valora esta entrada

No hay comentarios

Dejar respuesta