La entrañable familia Hirata vuelve hoy a las pantallas de nuestros cines. Esta vez, con el trasfondo del verano.

La matriarca se va de viaje a ver la aurora boreal con sus amigas. El patriarca, ignorando su progresiva falta de reflejos y los consejos de sus hijos, no piensa renunciar a la libertad que le da conducir. Mientras éstos, y sus respectivas parejas, tratan de convencerlo, él se reencuentra con viejas amistades de instituto.

 




 

El divertido pero a la vez reflexivo caos está servido. Secuela de Maravillosa familia de Tokio y Una familia de Tokio, en Verano de una familia de Tokio Yôji Yamada vuelve a ponerse la frente del mismo elenco protagonista. Un equipo que demuestra seguir teniendo cuerda, y enredos con los que fácilmente podemos identificarnos, para largo.

 

Valora esta entrada

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios