Algo celosa es la nueva comedia francesa que tan buenos resultados, cosa que no es de extrañar, le está reportando a la distribuidora y recientemente productora A Contracorriente Films. Esta vez con una obra de los hermanos David y Stéphane Foenkinos, quienes firman y dirigen un afilada tragicomedia romántica.

Sin llegar a ser una genialidad neurótica e hipocondriaca de Woody Allen con sus mordaces guiones, Algo Celosa nos ofrece pinceladas sobre los celos, la imposibilidad de recuperar lo perdido, la frustración, el significado de verdadera amistad y el valor de la  familia.




Sin grandes artificios técnicos pero con un tempo narrativo muy ágil que alterna, como la vida misma, entre el drama, la comedia y el amor nos narra la vida de Nathalie (Karin Viard). Cómo sus ataques de celos, cada vez más peligrosos, afectan a su vida y a sus vecinos, amigos y familiares. La cotidianidad en el entorno de Nathalie se hace añicos, y con ello las aspiraciones en el duro mundo del ballet al que trata de adentrarse su hija, cuando a su exmarido le empieza a ir fenomenal con su nueva pareja y en el centro donde imparte clases de Humanidades llega una joven profesora con propuestas innovadoras. Desquiciada y con un carácter en continuo cambio (todo un reto para Karin Viard, nominada como mejor actriz en la pasada edición de los Premios César franceses), es incapaz de controlarse, llegando a provocar situaciones límite. Eso sí, con un dramatismo acertadamente contenido que no llega al “sensiblismo” fácil.

¿Habrá redención para Nathalie? Únicamente aceptando que se tienen celos, aprendiendo a escuchar y, hasta cierto punto, dejándose aconsejar por los demás uno puede dejar los celos de lado y seguir adelante. No es fácil, como lo demuestra la película. Ni para las personas que tienen los celos ni para las de su entorno que sufren las consecuencias. Pero luchar contra los celos, como hace Nathalie, puede llegar a abrir nuevas puertas.

Al que le guste el cine francés, y más aun sus comedias, no puede perderse Algo celosa. No es Intocable, que además de hacernos pasar un buen rato nos invitaba a la reflexión, pero sin duda cumple con creces el objetivo de hacernos pasar un buen rato disfrutando del Séptimo Arte.

Valora esta entrada

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios