Robin Hood, Brave Heart, Trainspotting. Estas tres historias, cosidas con el trasfondo de  dos grandes de las letras británicas, William Shakespeare y William Blake, son la base de esta obra teatral con una fluida narrativa y una moderna puesta en escena que da mucho juego.

El escenario del Teatro Valle-Inclán se transforma en el descampado de un bosque inglés donde lleva años acampado Johnny Byron, “El Gallo”. Prototipo del patriarca del gitano feriante, un dios para los suyos, el diablo para el Ayuntamiento y los vecinos de la nueva urbanización colindante. El antihéroe, resistente y solo pese a estar siempre rodeado de jóvenes perdidos en la vida. Incluso el que aspira a irse a la otra punta del mundo, Australia, en el fondo es consciente de que no se irá.

En las tres horas de representación apenas pasan cuarenta y ocho horas, pero con una gran intensidad en la que se van sucediendo momentos surrealistas, dramáticos, hilarantes… Un coctel que hacen de Jerusalem una obra muy recomendable. Quizá tenga breves momentos repetitivos, pero no deja ser recomendable.




Los actores, en una actuación soberbia y muy física, partiendo de una noche memorable, narran, en palabras de Jorge Manrique, (el Director), <<un cuento punk con danzas Morris y reinas de mayo, y drogas y versos y risas (más llantos, añadiría) y cantos, que contiene la energía necesaria para mover una montaña y luego despega, ligera, ingrávida, como la última nota que desafina un borracho atravesando la noche. Y también es, como suelen serlo las grandes obras, misteriosa, escurridiza e inalcanzable (…)>>.

Un chispazo en la vida de unas personas que es reflejo de tantos, casi condenados a una vida rutinaria, gris, y sin apenas posibilidad de salir. Una llamada a la reflexión. Un texto de Jez Butterworth que bien podría haber escrito Ramón María del Valle-Inclán, por lo que es un acierto, seguramente por pura coincidencia, que tenga lugar su representación en esta sala, hasta el 1 de marzo de 2020.

@EduVicu

Print Friendly, PDF & Email
Compartir
Artículo anteriorGélido virtuosismo
Creativo, desarrollador de proyectos audiovisuales, bloguero e intento de escritor y Ajedrecista.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.