Parece que ya se va viendo la luz al final del túnel. Al menos, se va pudiendo salir un poco. En cualquier caso, en Beat4people os seguimos trayendo propuestas para leer o ver, ya sea en nuestro canal de YouTube o en la web, como en este caso.

Propuestas para pasar el rato, además de las redes sociales de las que no conviene abusar; las necesarias (vídeo) llamadas o las varias tareas rutinarias, entre las que debería figurar algo de ejercicio físico.

Antes de entrar en materia, con el listado de mis sugerencias según vaya viendo (y cribando) títulos, os recuerdo que tenéis la Sala Virtual de Cine ya funcionando, (donde hoy, 23 de abril, por Saint Jordi hacen un preestreno exclusivo de Libreros de Nueva York).

Series

22/04/2020

Empezaré recomendando Giri / Haji (Deber / Deshonor, Netflix), un thriller japonés, coproducido por la BBC, entre Tokio y Londres.

El inspector Kenzo Mori debe ir a Londres para traer de vuelta a Yuto, su hermano, quien ha desatado una guerra entre clanes de la Yakuza. Simulando participar en un seminario que organiza la policía de Londres, se internará en lo peor de la noche británica para dar con él, mientras lidia con los problemas que deja en casa: a su padre moribundo; a Taki, su hija rebelde y un matrimonio en la cuerda floja.

En Londres trabará buena amistad con la inspectora Sarah, que dirige el seminario y con Rodney, un joven descarriado y con sus propios demonios a los que debe hacer frente, que le ayudará a entrar en contacto con el submundo londinense y localizar a Yuto.

Una vez entrado al ritmo narrativo, algo pausado en ocasiones, (que no tedioso), el espectador encuentra en esta serie buenas dosis de acción y drama, con ciertos toques de humor, incluyendo flashbacks construidos con un estilo peculiar, en el formato de pantalla unas veces y en el aspecto visual otras. O momentos “oníricos”.

Kenzo, Sarah y Yuto se enfrentan a la dualidad que da nombre a la serie. Cumplir con el deber o hacer lo que sienten que deben hacer, protegiendo lealtades pero, a la vez, cayendo en el deshonor.

 

Kingdom (Netflix) es otra de las series que quiero recomendaros. Se trata de una buena combinación entre la historia feudal de Corea, el peligro constante de la invasión japonesa más las luchas entre clanes, y zombis.

Sus dos espectaculares temporadas están repletas de acción muy bien construida, cuidando los detalles al máximo (vestimentas, armas, decorados).

Los protagonistas, la familia real Joseon (1392-1897), los magistrados que gobiernan y el ejército deberán hacer frente a las feroces luchas por el poder y desesperadas acciones contra el creciente número de “no muertos” para sobrevivir y defender importantes enclaves del reino.

Entre Kingdom y Train to Busan, los coreanos han demostrado que saben hacer del género zombie algo diferente y muy atractivo.

 

Into the badlands (Amazon Prime) es también una serie de mucha acción, esta vez en un futuro distópico, donde cinco familias se dividen el territorio habitable. Una frágil alianza mantiene la paz entre ellos, pero pronto, entre los intereses de uno de los barones, en fase terminal, y las ganas de algunos por huir hacia lo que aparenta ser un paraíso en la Tierra,  desatarán la guerra.

Se trata de una interesante idea, con buenas escenas de lucha, pero que le falta profundidad narrativa para que empaticemos más con los personajes y la historia.

Actualización (tras ver las segunda temporada): mejora algo la historia de los personajes, y hace algo más interesante el trasfondo de la historia, manteniendo el nivel de producción y la espectacularidad de sus duelos. Entretenida, pero sin los elementos para una serie memorable, de culto. Como, por ejemplos, giros imprevisibles en el guion. Ya por curiosidad llegaré al final, pero no es de las que te quedas enganchado, suspirando por más y más temporadas, para seguir la evolución de cada personaje.

Por último, por ahora, mencionaré La línea invisible (Movistar +) y Brooklyn Nine-Nine (Netflix).

 

La línea invisible, para los que os gusten las series históricas, sobre el origen de E.T.A. Narrando los hechos de forma objetiva y sin entrar en disertaciones a favor o en contra, cuenta con un excepcional reparto en unos papeles difíciles. El inspector Melitón Manzanas (Antonio de la Torre), contra uno de los primeros líderes de la banda, Txabi Etxebarrieta (Álex Monner), en el momento que E.T.A. cruza la línea entre la política y la violencia. Una primera etapa en la que, por desgracia, unos y otros tensaron al máximo e innecesariamente la cuerda.

Acontecimientos posteriores, ya en los estertores del régimen franquista y los primeros años de la democracia pudieron cambiar el rumbo de haber triunfado. Pero eso es otra historia.

 

En cuanto a Brooklyn Nine-Nine, es una sitcom muy recomendable, si aún no la conocéis, (ya que inició su catódica andadura en el 2013), para los que disfrutéis con la comedia fácil. Con buenos diálogos dignos de la largar herencia cómica anglosajona, cuenta las situaciones disparatadas de una comisaría neoyorkina en su lucha contra el crimen, promovidas muchas veces por el inmaduro pero con grandes dotes detectivescas inspector Jake Peralta. Aunque con notables diferencias, es un buen homenaje a Police Academy (Loca Academia de Policía).

Capítulo a capítulo no decepciona la evolución de la serie. Un gran descubrimiento.




08/05/2020

 

The Night Manager (El Infiltrado) se trata de una muy buena serie de espías, entremezclando lujo con muchas dosis de acción. Esta serie de 6 episodios, (Amazon Pime) una adaptación de la novela homónima de John Le Carré, lo que siempre es sinónimo de calidad, cuenta los avatares del ex soldado británico Jonathan Pine (Tomm Hiddleston), quien se encuentra trabajando en un hotel como encargado de noche, al ser reclutado por la agente Burr, (Olivia Colman) de los servicios de inteligencia británicos, para infiltrarse en la red de un traficante de armas internacional liderada por Richard Onslow Roper (Hugh Lauire).

Sin duda, The Night Manager es una serie a medida para los entusiastas de la saga sobre James Bond 007, o los aficionados al thriller y espionaje, con un ritmo vertiginoso en ocasiones y otras pausado, para mantener la intriga. El elevado nivel de producción, cuidando mucho la ambientación y una interpretación impecable, donde todo el reparto, incluida la breve aparición del hasta la fecha infalible Antonio de la Torre, hacen el envoltorio perfecto a una historia que bien podría ser real. De hecho, sino exactamente igual, sí ha sucedido. Y huellas hay en la historia tras muchos conflictos bélicos.

 

Otro thriller interesante, de temática «más convencional» pero con innumerables giros narrativos que le dan agilidad al guion, entretejiendo el presente y el pasado de los personajes con pasmosa habilidad, es The Truth About the Harry Quebert Affair (La verdad sobre el caso Harry Quebert). Igualmente se trata de una adaptación, en esta ocasión del libro homónimo de  Joël Dicker.

Ambientada en el estado más norteño de los Estados Unidos, y uno de los más solitarios por densidad de población, trata sobre el intento del joven pero prometedor escritor Marcus Goldman (Ben Schnetzer), para limpiar el nombre de su mentor, Harry Quebert, (Patrick Dempsey),autor del best seller El Origen del Mal, tras aparecer en las proximidades de su casa el cuerpo de una adolescente con quien éste tenía una secreta relación amorosa.

Como en los pueblos, todos parecen guardar un secreto. Todos parecen tener motivos para el crimen. Todos preferirían que Marcus dejara de remover las aguas, pero él no cejará en el empeño, más cuando descubre que todo esto puede ser el final de su sequía creativa.

Además de a los amantes del género, The Truth About the Harry Quebert Affair es muy recomendable para todo el que quiera dedicarse al laborioso e incierto mundo de la escritura (o audiovisual).

21/05/2020

The Plot Against America La conjura contra América, (HBO), se trata de un pasado distópico en el que Charles Lindbergh, el héroe de la aeronaútica americana por ser el primero en cruzar, en solitario, el Océano Atlántico en el año 1927, gana las elecciones a la Casa Blanca frente a Franklin Delano Roosevelt. Con esto, los EE.UU. no solo no entran en la IIGM sino que se alinean a favor de los nazis, incluyendo a Henry Ford (otro filonazi real) en el gobierno.

Lo interesante de este «experimento histórico sociológico» con indismuladas referencias al Trumpismo (y sus eslóganes) es que, con la intención de camuflar sus intenciones respecto a los judíos, cuentan en el gabinete presidencial con el Rabino Lionel Bengelsdorf (John Turturro), quien propone un plan para integrar a los judíos en la cultura americana. Al menos es lo que parece inicialmente.

Frente a la evolución de los americanos, en la primera temporada de 6 episodios tenemos a una familia judía, los Levin, divida. Pro Lindbergh y contrarios. De hecho, una de las tías (Winona Ryder) se casa con Lionel Bengelsdorf, elevando mucho el conflicto, y un primo descarriado emigra a Canadá para seguir luchando contra los nazis.

Su alto nivel de producción y el interés en la evolución de los hechos suple las bajas dosis de acción y el ritmo pausado (al menos buena parte del metraje) hace muy recomendable esta serie.

 

Como «fan made», a los amantes de la fantasía (y WarHammer 40.000), recomiendo esta pequeña web serie: Astartes – Part One. Impresionante  descubrimiento de un gran talento digital al que conviene seguir de cerca.

Películas


Entre las distintas plataformas, y la Sala Virtual de Cine, con nuevos estrenos, hay un buen número de películas y documentales para todos los gustos.

Entrapment (La Trampa, Amazon Prime, 1999) es un thriller entre la espectacularidad de un robo en las Torres Petronas de Kuala Lumpur y el romance que surge, quizá interesado, entre los dos ladrones, Sean Connery y Catherine Zeta-Jones. Sus giros de guion atrapan al espectador hasta el final, haciendo que, sin haber pasado al olimpo del celuloide, no deje de ser un filme entretenido para ver en familia. O en pareja.

All Good Things (Todas las cosas buenas, Amazon, 2010) es un angustioso thriller dirigido por el nominado al Oscar Andrew Jarecki (Capturing the Friedmans) y protagonizada por un trío difícilmente superable: el dos veces nominado al Oscar Ryan Gosling (Drive, La ciudad de las estrellas (La La Land)), Kirsten Dunst (Spider-Man) y el nominado al Oscar Frank Langella (Un amigo para Frank).

Nos descubre la terrible historia real de David Marks (Ryan Gosling), primogénito de un magnate inmobiliario norteamericano, que se casa con una hermosa y extrovertida estudiante de clase trabajadora, Katie McCarthy (Kirsten Dunst). Cuando todo aparenta ir bien, se mudan de Vermont, donde tienen una pequeña tienda, para instalarse en una buena casa en Nueva York y David es convencido por su severo padre (Frank Langella) y su hermano menor, que hereda el puesto al frente del imperio inmobiliario, para trabajar con ellos.

La trágica muerte de su madre y el sentirse menospreciado por su padre desatan la ira de David, haciendo desaparecer a su mujer y asesinando a dos personas más. Presuntamente, ya que, a pesar de que en la vida real fue descubierto gracias a una confesión que se hace a sí mismo en un receso durante una entrevista para un documental de HBO, judicialmente (al ser una confesión obtenida accidentalmente desconociendo que tenía el micro abierto) jamás pudo demostrarse la culpabilidad de Robert Durst (el nombre real de David Marks).

 

Dentro de los documentales, a parte de los de crímenes reales o de naturaleza, maravillosamente hechos, se puede encontrar varios históricos, sobre todo de la II Guerra Mundial sobre el oscuro pero fascinante entorno de los nazis (en Netflix, principalmente).

Pero hoy quiero destacar Joshua (Netflix, 2017). Un documental que narra, entre entrevistas, videos del propio movimiento de Joshua Wong (Scholarism) y fragmentos de informativos la hazaña, aun escribiéndose, del indomable Joshua contra el todopoderoso Partido Comunista Chino.

Arriesgándolo todo, cada vez con más seguidores y fieles compañeros de filas, Joshua quiere evitar que Hong Kong sea absorbido por el comunismo chino en contra de lo pactado con Inglaterra cuando en 1997 cedió Hong Kong a China: un país, dos sistemas. A veces con excesiva violencia, pero siempre por la libertad de pensamiento y de mercado. Un despertar de las conciencias como el que propuse hace unos días.

21/05/2020

A Contracorriente Films ha puesto en Amazon Prime varios títulos (de películas y series) de su catálogo. Uno de ellos, Fanny och Alexander (Fanny y Alexander).

Dirigida y escrita por Ingmar Bergman, es una película del irrepetible cineasta sueco con tintes autobiógraficos. Anda entre el drama autobiográfico, con su odio al clero por culpa de su padrastro, obispo protestante, y la fantasía que, de alguna u otra manera, esta presente en muchas de sus películas.

La historia, casi siempre desde los ojos del imaginativo Alexander, narra las peripecias desde la fatídica navidad en la que muere el padre de Alexander, un actor de teatro, hasta una primavera unos años después, con nuevos miembros en la familia. Recién nacidos de dos inesperadas relaciones, (la madre de Fanny y Alexander con el obispo y uno de los tíos con una criada, a la que tiene como amante aceptada por todos -incluida su mujer-).

La magia viene por parte de Isak Jacobi, un judío íntimo amigo de la matriarca de la familia Ekdahl, cuando salva a los niños de su padrastro.

Sus más de tres horas de duración no se hacen para nada largas gracias a la intensidad de lo narrado, alternando montemos cómicos con la tragedia, y al gran nivel tanto de actuación como de diseño de producción.Viendo esta película uno entiende el universo de Bergman y toda la sensibilidad con que rueda sus películas.

 

Para terminar por hoy, aprovechando que es Sant Jordi, os recuerdo que dos autores están regalando libros. Sin la rosa.

Lorenzo Silva regala, su última novela, Y te irás de aquí. Aunque aun no la he leído, algo que pienso hacer en los próximos días de encierro, me atrevo a aventurar que me atrapará. Un pronóstico difícil de errar.

A los amantes del misterio, recomiendo Autopista al misterio, de Bruno Cardeñosa. Poco más hay que decir viendo la portada y la sinopsis.

Espero, como todo el equipo de Beat4people, haceros este encierro y esta incierta etapa que nos ha tocado vivir algo más llevadera. ¡Mucho ánimo!

 

@Edu Vicu

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.