He titulado esta crónica de Argentina, 1985 que A Contracorriente Films trae a nuestras pantallas este viernes 30 de septiembre parafraseando el alegato final del personaje de Ricardo Darín, un reto cumplido con sobresaliente resultado una vez más. Se trata del Fiscal de la Republica de Argentina, el Dr. Julio César Strassera, y su adjunto Luis Gabriel Moreno Ocampo (interpretado también con gran maestría, ya que su personaje está ligado a la casta militar, por Peter Lanzani).

Se trata del alegato final contra las Juntas Militares, el primero en el mundo de un tribunal civil contra mandos militares que ocuparon el poder.

El juicio se inició por orden de Raúl Alfonsín, al poco de su llegada a la Presidencia de la Nación, el 13 de diciembre de 1983 con una duración de dos años. Como base probatoria se utilizó, además de entrevistas a 839 testigos, el informe “Nunca más” realizado por la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas.

La Cámara Federal finalmente dictó sentencia por 709 casos donde fueron condenados Jorge Rafael Videla y Emilio Massera a reclusión perpetua; Orlando Ramón Agosti a cuatro años y seis meses de prisión; Roberto Eduardo Viola a 17 años de prisión; y Armando Lambruschini a la pena de ocho años de prisión.

El Dr. Strassera no está nada convencido al inicio de la película del encargo recibido para ser Fiscal jefe en este juicio, por considerarlo una farsa y, sobre todo, por el peligro que supone para su familia y él mismo ya que los militares seguían teniendo bastante peligro. Sin embargo, con el apoyo de su mujer, su hija mayor y su hijo pequeño, así como la entrega de un equipo de colaboradores muy entregado a la difícil causa, logra llevar a buen puerto esta gesta.

Gesta que supone una página histórica y brillante no solo de Argentina sino universal, haciendo justicia de verdad contra los responsables que eligieron la vía cruel, inhumana, desmedida y cobarde para defender al país de supuestos ataques subversivos en lugar de dar un juicio justo a los presuntos culpables de terrorismo ni aportar pruebas consistentes contra la mayoría, sino todas, las víctimas.

En definitiva, Santiago Mitre, director y coguionista junto a Mariano Linás nos trae, tras cosechar diversos éxitos y ser candidata a los Oscar por parte de Argentina, un épico thriller político judicial ágil y en continua tensión donde se resume a la perfección los dos años del proceso más importante desde Nuremberg, como lo clasificará Ricardo Darín por boca de su personaje, el pragmático y decidido Dr. Strassera, quien se quita un peso de encima por la forzada inacción durante la dictadura militar.

@EduVicu

5/5 - (1 voto)
Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios