Ayer, gracias a A Contracorriente Films, pude asistir a una de las presentaciones de la nueva tecnología de Samsung, (la pantalla Onyx Cinema Led) en una sala del complejo Odeon Sambil del Centro Comercial Sambil Outlet (Leganés), equipada con la tecnología  mejorada del sonido 3-D, (creada por la empresa española Imm Sound y ahora propiedad de Dolby, Dolby Atmos).

Si ver esta película, de Hans Petter Moland y protagonizada por Liam Neesom, en una sala digital con este sonido envolvente (como en las salas ISense de Cinesa) ya es una grata experiencia, verla en una de estas salas de Odeon Sambil se convierte en una gran experiencia sensorial que hará que desplazarse hasta ahí merezca mucho la pena.

Ya no solo por ver Venganza bajo cero, (estreno previsto en España para el 10 de Mayo), un buen homenaje a Fargo con tintes tarantinescos, (de hecho, el productor es Michael Shamberg, quien produjo Django desencadenado y Pulp Fiction.




Sin duda recomiendo este gélido thriller, con dosis de humor negro, un villano algo excéntrico, un implacable padre de familia en busca de venganza y una joven policía en busca de justicia que busca imponer la ley en un remoto sitio de Denver. Pero sobre todo recomiendo ver el filme en los cines reformados Odeon Sambil con la tecnología Samsung Onyx Cinema Led, y remasterizada con los nuevos estándares de HDR EclairColor realizada por los laboratorios de postproducción de Éclair, en línea con las especificaciones Samsung Onyx, 100% compatibles con los estándares de Hollywood DCI (Digital Cinema Initiatives).

Esta copia especial es un 4K HDR 300 nits con salida de sonido Atmos, que proporciona una calidad de imagen nunca antes vista. Es el último esfuerzo de la industria del cine por seguir atrayendo espectadores a las salas, y no solo para ver conciertos u otros eventos sino películas propiamente dichas.

Samsung Onyx Cinema LED es la mayor revolución tecnológica en cine de las últimas décadas. Onyx permite unos niveles de contraste y de negro sin precedentes en la historia del cine, abriendo la puerta a una reproducción de mucha mayor calidad, tanto en el formato actual como en HDR. Con un brillo casi 10 veces mayor que un sistema de reproducción normal, cero mantenimiento y 100,000 horas de duración al mismo nivel de rendimiento, antes de necesitar unos reajustes, sin duda ofrece la espectacularidad que necesita el cine para competir en dignas condiciones con las nuevas plataformas digitales domésticas y otros espectáculos en vivo.

Un esfuerzo que, vista la película, seguro que tendrá su buena recompensa. Mayor aun si se consigue reducir el precio de la entrada, menos ingresos por una persona pero, multiplicando el número de espectadores, como se demuestra en las Fiestas del Cine o los Días del Espectador, el resultado es más que rentable.

@EduVicu

5 (100%) 1 vote[s]

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.