En 1971 la crítica cinematográfica Pauline Kael abría una caja de Pandora autoral, lanzando rotundos interrogantes sobre la verdadera participación de Orson Welles en el oscarizado guión de Ciudadano Kane. Esa injusticia legendaria sobre la figura de Herman J. Mankiewicz, coautor en principio de dicho guión, ocupó la mente de apasionados del Hollywood clásico como Jack Fincher, padre de David (fallecido hace 7 años) y cuyo escrito ha llevado a la pantalla su hijo gracias al apoyo financiero de Netflix.

Mank es el último regalo de una plataforma que ya posibilitó obras de autor precedentes como Roma (Alfonso Cuarón, 2018) o El irlandés (Martin Scorsese, 2019), elegante reivindicación del oficio de guionista personificada en un olvidado como Mankiewicz. A través de un retrato minucioso tanto de los Estados Unidos de los años 30 y 40 (reflejando tanto los efectos de la Gran Depresión como el inicio de la 2ª Guerra Mundial) como del Hollywood de esas mismas décadas, Fincher se centra en el proceso de creación del primer guión en el rancho North Verde, con Mank alejado del núcleo de poder de una industria cinematográfica en la que su identificación con el socialismo despertaba indisimulados recelos.

Su vendetta personal sobre William Randolph Hearst (magnate de la comunicación, excelentemente interpretado por Charles Dance) y su complicada relación con Louis B. Mayer estarán presentes en unos flashbacks por los que desfilarán más personajes de aquel Hollywood (Marion Davis, Irving Thalberg, David O. Selznick…), además de un Orson Welles presenta en la línea temporal presente del relato pero sin que el conflicto de autoría del guión sea más que una trama muy secundaria y sin apenas peso.

Todos los derechos de imagen reservados a Netflix.

Impecable en su factura técnica y elegante en su estructura narrativa, el fantástico trabajo de Gary Oldman (huyendo de los excesos interpretativos que la íntima relación de Mankiewicz con el alcohol podrían legitimar) corona una película para muy cafeteros, amantes del cine clásico y del proceso de creación y la batalla por la legitimación del autor, que disfrutarán plenamente del regalo de los Fincher (padre e hijo).

https://twitter.com/Juanlu_num7

 

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.