Año 2010. Tras un sorprendente y enérgico disco de debut (“Antidotes”), los ingleses de Foals presentan “Total Live Forever”, rompiendo con ese math-rock primigenio para evolucionar hacia un estilo más pausado y sosegado.  Y, por si ese volantazo estilístico en su segundo disco de estudio no fuera suficiente, un tema rompedor y difícil de etiquetar sería el elegido para su presentación en sociedad. Rompedor y brillante…

“No existe conexión real entre el tema y el Sáhara Español, de hecho ninguno de nosotros lo ha visitado nunca” declaraba Yannis Philippakis en su día. Para comprender el mensaje que duerme tras la letra de la canción hay que escarbar en el interior de uno mismo, en busca de ese lugar o esa persona que se transforma en nuestro refugio cuando las cosas se ponen feas. “Spanish Sahara” nos abstrae de los horrores vitales (problemas, decepciones, desengaños…) y nos permite rearmarnos moralmente, suministrándonos la fortaleza necesaria para volver a la carga. Un necesario ejercicio de introspección.

Hasta aquí los aspectos relativos a la temática, pero es en el flujo donde hallaremos el punto clave que dispara el brillo de la canción. El tema comienza como una letanía, un leve susurro que obliga a subir el volumen del reproductor si de verdad se quiere captar de la mejor forma posible. Todo es un recurso, un destello de maestría que reforzará el brutal in-crescendo posterior. Porque los cerca de 7 minutos de duración de “Spanish Sahara” son un torrente de sensaciones que no dejará indiferente a nadie, una transición desgarradora que nace desde la quietud y culmina en energía desbocada.

Olvidad el horror, y acompañadnos en este maravilloso viaje.
5 (100%) 9 votes

No hay comentarios

Dejar respuesta