Larga vida y Prosperidad (Please Stand By) es una emotiva película de superación, envuelto en dos dramas familiares, que gira en torno a la autista Wendy Walcott (una brillante interpretación de Dakota Fanning) y la directora del centro donde trabaja, (Toni Collette), madre de un hijo con problemas en los estudios, si bien es una historia menos explotada que podría dar más juego en la película.

Sin llegar a la difícilmente superable Little Miss Sunshine, Larga vida y Prosperidad se puede comparar con ésta por la tenacidad en llegar a cumplir un sueño, con tantos obstáculos, a veces ridículos, que se le ponen a Wendy Walcott por delante para cumplir su objetivo. Que no es otro que presentar su guion sobre Star Trek al concurso de escritura que lanza Paramount.

Todo se inicia con la fuga de Wendy Walcott del centro donde su hermana mayor, que recientemente ha sido madre, la interna al no poder hacerse cargo de ella. Wendy, que quiere demostrar que es capaz de vivir sola con el dinero que gane si su guion resulta premiado, decide entregarlo en persona al darse cuenta que, cuando termina de escribir el guion, no llegaría a tiempo si lo envía por correo postal.




La superación de todos los retos que se le van poniendo, de forma realista aunque sorprendente, como sucedía en Tan fuerte, tan cerca, (Extremely Loud and Incredibly Close) es una oda al entendimiento del complejo fenómeno del autismo y cómo la gente que lo padece puede llegar a tener una vida perfectamente normal si se les trata adecuada y dignamente, sin necesidad de fármacos, o sin exceso de éstos.

@EduVicu

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.