Siguiendo la estela de los Monty Python en La Vida de Brian, La loca, loca historia de Ben-Hur nos traslada, con deformaciones grotescas de la historia surgidas de la mente de Nacho Novo, a la época del Imperio Romano en Judea.

Como cicerones en esta divertida y muy física comedia, en la que incluso se interactúa con el público y se usan proyecciones para darle más fondo al escenario, está uno de los cómicos que más repercusión están teniendo hoy en día, Agustín Jiménez, y Richard Collins-Moore, un “irritante” narrador que a la vez hace una burlesca y muy transgresora imitación de Jesús en Jesus Christ Super Star.




La compañía Yllana vuelve a la carga con un entretenimiento que no baja el nivel esperado. Una representación “en TeatroMascope”, como dice el mismo Agustín Jiménez al introducir la historia mientras es cómicamente interrumpido, que sin duda llenará el patio de butacas del histórico Teatro La Latina. Y lo merecen, por la trabajada puesta en escena, los diálogos mordientes, el ingenio con el que llegan incluso a versionar a Queen y, como ya he dicho antes, un trabajo actoral muy físico, sobre todo en una sorprendente carrera de cuadrigas. Poco más se puede decir de esta obra, para no destripar el espectáculo.

5 (100%) 1 vote

Print Friendly, PDF & Email
Compartir
Artículo anteriorGertrudis
Artículo siguienteEl mal en tu reflejo
Creativo, desarrollador de proyectos audiovisuales, bloguero e intento de escritor y Ajedrecista.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.