Querido amigo lector,

Si pensabas que escribir un libro era la tarea más difícil a la que tenías que enfrentarte ¡bienvenido al terrible mundo de la publicación!

¡Sí Señor! Después de innumerables horas de concienzudo y, a veces, desesperado trabajo enfrente del teclado, dándole sentido a las palabras que has escrito para que cobre vida la historia que tenías en tu cabeza, ahora te tienes que enfrentar a un reto todavía más difícil: Publicar.

Y es que todo ese esfuerzo se puede quedar reducido a un archivo de word de no sé cuántos megas olvidado en la memoria del ordenador, de un USB … o en la papelera de una editorial.

Pero ¿antes era más fácil publicar un libro que ahora?

Sinceramente, creo que la respuesta es no, ya que si se tiene en cuenta las numerosas plataformas y editoriales de autoedición, las cuales antes no existían, se puede decir que ahora es más fácil, en sentido estricto, publicar un libro.

Así que si entre ceja y ceja se nos ha metido el querer publicar nuestra obra, lo podremos hacer. Otra cosa bien distinta será si ese libro llegue a un (buen) puerto.

Ya que el problema, hoy en día, no es tanto el publicar sino tener éxito en la publicación.

Así que la pregunta que cabe hacerse ¿es más fácil triunfar con tu libro que antes?

Y ahí voy a decir que la respuesta es que no.

Es cierto que es más fácil publicar, pero eso ha permitido que haya más competencia. Y no es que esta competencia sea más feroz o de más calidad sino infinitamente más numerosa.

Si bien ese dato no se puede corroborar actualmente con el número de libros autopublicación, ya que las plataformas de ventas más conocidas (Amazon, Google, etc.) no los comunican, y por el hecho de que cada vez son menos los libros registrados en el ISBN autopublicados[1], todo apunta a que cada vez se autopublica más en plataformas digitales.

Asimismo, y según los datos oficiales[2], los libros inscritos en ISBN por tipo de soporte desvelan una cifra nada desdeñable de más de 80.000 libros inscritos en 2018, cifra inferior a la obtenida en 2017, pero superior a la de 2013 (peor año de los últimos 10 años).

Por tanto, y si sumamos ambos datos (los visibles -o los libros físicos que se publica- y los silenciosos -esos que se esconde tras plataformas digitales, que todos conocemos pero a la vez ignoramos qué ingente cantidad de libros mueven cada año-), el resultado es que el pequeño e ilusionado autor de su primer libro tendrá que enfrentarse ante un aluvión de oferta literaria jamás imaginada.

Entonces ¿cómo luchar contra este Goliat de oferta literaria?

Pues bien, querido lector, la lucha, sin duda, será difícil, pero alguna estrategia podremos encontrar entre todos para poder hacer aguantar algún asalto al púgil de la desilusión.

Y, sí, en efecto, la primera prueba que deberá superar nuestro intrépido escritor será, sin duda, que el exceso de motivación no le pase factura, y que se torne rápidamente en desilusión.

Por regla general, y lo que han hecho la mayoría de escritores (los conocidos y los no tan conocidos) es empezar por enviar tu inédita obra a varias editoriales con el fin de que, por alguna razón sobrenatural, termine en las manos de la persona adecuada, la cual lea tu obra con el tiempo que se merece, y vea en ella, lo que nadie podrá jamás ver. ¡Casi le haces tú un regalo a la editorial que ellos a ti!

Bueno, ese planteamiento es correcto, salvo por las últimas frases del párrafo. Nadie hace un regalo a nadie, es un negocio y como tal todo vela por su interés: tú porque te publiquen la obra y se venda, las editoriales por vender y ganar lo máximo posible.

No en vano y según las datos publicados por la ACE[3] (Asociación Colegial de Escritores de España), el 77% de los 3.000 autores que participaron en la encuesta manifestaron que recibieron menos de 1.000 euros por las ventas de su libro el primer año (es raro que se haya más ingresos en posteriores años) y los más afortunados (6,3%) ingresaron más de 10.000 euros al año.

Es decir, nos encontramos ante un producto perecedero (en el momento que se publica, su periodo de ventas no dura más de un año, salvo los “superventas”) y ante una industria que no paga mucho (en torno al 10% del precio de venta es para el escritor).

Es cierto que las plataformas digitales y la autoedición remuneran mejor al escritor (la política de Amazon[4] es que si un libro se sube a su tienda por un precio superior a 3 dólares, al autor le corresponde el 70% de cada unidad vendida mientras que, si cuesta menos de 3 dólares, se lleva el 35% de la venta), pero también que tienes que asumir el coste económico (las editoriales de autoedicipor su pu﷽uros por las ventas den.a es para el escritorura ma manifestaron que recibieron menos de 1.000 euros por las ventas deón cobran por su labor, etc.) y anímico (toda la promoción y la distribución la asumes tú).

Así que si esperas ser rico a la primera, es mejor que pienses en otra opción que la de escribir un libro.

Por ello, y antes de enviar tu obra a una editorial o intentar tu aventura en solitario, hoy en día, se puede hacer algo más, a lo que denominaremos: Carta de presentación.

¿A qué nos referimos con esta Carta de presentación?

Llana y sencillamente a los motivos para que te elijan a ti y a tu obra por delante de otros escritores igual de sedientos que tú en conseguir ese minuto de atención de la editorial (o del gran público si estás pensando en autoeditar).

De esta manera, y antes de mandar el ejemplar a la editorial o a las plataformas digitales, puedes intentar dar a conocer tu obra o a ti mismo.

Si eres una persona famosa tendrás las puertas de las editoriales abiertas para publicar lo que escribas. Y si lo haces por tu cuenta, tus seguidores más fieles estarán dispuestos a pagar esos euros que te mereces por tu libro.

Pero si no lo eres (como la mayoría de los escritores noveles), puedes hacer pequeñas acciones que pueden darte ese empujón para destacar sobre el resto.

Una de las primeras estrategias que puedes hacer sería la de construir el libro en función de quién eres. Si tienes un número alto de seguidores en las redes sociales, con un impacto sobre ellos (muchos “me gusta”, retuits, etc.), esta va a ser tu mejor carta de presentación.

Se podría decir que esta es una opción intermedia entre si eres famoso y un perfecto desconocido, las redes sociales te pueden dar la visibilidad para publicar tu libro y triunfar.

Pero ojo, no puedes ser a famoso a toda costa. Es cierto que existen mecanismos informáticos para aumentar las visitas a tu blog, tener más seguidores, más “me gusta”, etc. Pero crecer de manera fraudulenta suele ser un fracaso si quieres que tu carrera como escritor dure muchos años.

Si esta no es tu alternativa (eres un perfecto desconocido pero un gran escritor), te proponemos otra opción. Y es crear tu propia trayectoria literaria. En vez de pasar de 0 a 100 en pocos segundos con la ambiciosa idea de publicar un libro y triunfar lo antes posible, puedes generar los argumentos para justificar que tu libro debe ser publicado o comprado por encima de otros.

De esta manera, te proponemos construir tu propia trayectoria mediante pequeños hitos como haber participado en concursos literarios (microrrelatos, novela corta, etc.). Puede que a lo mejor nunca ganes ningún concurso pero si que te dan una experiencia crucial para hacerte respetar dentro de los tiburones del océano literario.

Este tipo de acciones permitirán que conozcas a determinadas personas que te permitan reconducir tu carrera literaria, enfocar tu libro, tomar ideas o incluso, ir construyendo tu libro por fases.

En efecto, no tienes que pensar tu libro en un todo indivisible, sino en un conjunto de pequeñas historias que pueden ir generando interés al público. De esta manera, generar que el foco recaiga sobre lo que se escribe y no sobre quien escribe.

Este cambio de perspectiva, de pasar del todo a la división por partes, ya se ha utilizado en el pasado y no por ello ha dejado ser menos efectivo, sobre todo, para las personas que empiezan.

Un ejemplo es Dickens ya que muchas de sus novelas fueron publicadas en entregas semanales o mensuales, lo que le permitió a Dickens llegar a un público mucho mayor, incluyendo las clases menos pudientes, lo que le procuró un poder de influencia y una notoriedad inalcanzados en vida por la mayoría de autores de su época[5].

Otro ejemplo es el de Gabriel García Márquez, quién utilizó esta técnica con su libro Relato de un náufrago, que antes de ser un libro en 1970, se fue publicando por entregas durante catorce días consecutivos en el periódico El Espectador, en 1955[6].

Y para los más cinéfilos, cabe recordar que “La guerra de las galaxias”, una saga de nueve episodios, empezó por el episodio IV, ya que es la única película de toda la saga que ofrecía una historia completa y satisfactoria[7], algo esencial, si quieres dar a conocer tu proyecto artístico y atraer al gran público.

¿Cuál habría sido el éxito de “La guerra de las galaxias” si George Lucas hubiese empezado por el episodio I? Nunca podremos responder a esa pregunta con certeza, pero se puede intuir que el éxito no hubiese sido el mismo.

Así que si analizamos todo lo anterior, podemos intuir que ya no sólo es publicar tu libro por entregas o fascículos, sino publicar primero el capítulo o las partes que puedan atraer más al lector (como se hace con un tráiler cuando te enseña el chiste más gracioso de la película y luego en el cine no te ríes tanto).

¿Pero dónde publicar y el qué?

Bien, esa pregunta es difícil de contestar. Nadie mejor que el autor para decidir como dividir su obra y si quiere publicar un capítulo de la mitad, del principio o del final.

Una vez decidido qué parte publicar, la otra decisión que hay que tomar es dónde.

No aconsejamos publicar el primer capítulo en Amazon y querer cobrar por ello.

Si lo que buscas es que la gente conozca tu obra, la gratuidad será el precio que debas pagar al principio.

En cuanto al formato, hay muchas ideas y todas pueden ser buenas. Desde acudir a un concurso de microrrelatos o historias cortas, o publicarlo en alguna web cultural como un post o un artículo suelto, hasta crear tu propio blog y no publicar el siguiente hasta no conseguir un número mínimo de impactos.

Con esta estrategia, podrás ir midiendo el impacto que está teniendo tu libro, lo que será tu mejor carta de presentación cuando entres en contacto con una editorial que quiera publicar tu libro o te des a la autoedición, ya que contarás con una base de potencial compradores.

¿Y que vamos a hacer desde B4P?

Bien, este artículo no se diferenciaría de todos los que puedas encontrar en Internet sino aportásemos nuestro propio proyecto.

Desde B4P, hemos estado pensando como lanzar dos libros que han llegado a nuestras manos y los cuales nos han parecido interesantes.

Así que hemos querido pasar de las buenas intenciones a los hechos. En los próximos días publicaremos un capítulo del primer libero de Eduardo Sainz de Vicuña y otro de Cristina Aloise, colaboradores de B4P. Viendo el impacto que tengan en nuestra web, se animarán a autoeditarlo o a publicar algún artículo más, así que os mantendremos informados y esperemos que os gusten. Nosotros hemos podido leer ambos y nos han gustado, así que hemos pensado que podíamos ayudarles a dar ese empujón.

Se suele decir que el camino hacía el infierno está empedrado de buenas intenciones, a lo que nos gustaría añadir y empapelado con buenos escritores, así que no te dejes quemar por las llamas del fracaso e intenta ser más eficaz en tu estrategia.

[1] Fuente: Los ebooks después del ‘boom’ de la autopublicación en España. Fuente: https://www.eldiario.es/turing/industria_editorial/Baja-soufle-autopublicacion_0_337716838.html (recuperado: el 7 de marzo de 2020).

[2] Fuente: http://www.culturaydeporte.gob.es/dam/jcr:92b6bb95-14c6-4d11-acdf-cddecc874639/nota-resumen-libro-2019.pdf (recuperado: el 7 de marzo de 2020).

[3] Fuente: https://elpais.com/cultura/2020/01/14/actualidad/1579022986_820062.html Recuperado el 20 de marzo de 2020.

[4] Fuente: https://www.eldiario.es/turing/autopublicar-amazon_0_191081062.html Recuperado el 20 de marzo de 2020.

[5] Fuente: https://www.iberlibro.com/libros/autores-escritores/charles-dickens.shtml Recuperado el 20 de marzo de 2020.

[6] Fuente: https://www.infobae.com/america/cultura-america/2018/03/06/7-libros-imprescindibles-de-gabriel-garcia-marquez/ Recuperado el 20 de marzo de 2020.

[7] Fuente: https://www.bbc.com/mundo/vert-cul-40114163 Recuperado el 20 de marzo de 2020.

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.