Las amenazas de muerte se acumulaban en la bandeja de entrada de Dan Slott, mientras se hacía público su radical enfoque destinado a insuflar nuevos aires al personaje de mayor éxito comercial de la Casa de las Ideas. Tras iniciar su carrera en la editorial con Mighty Mouse y Ren and Stimpy, pasar por DC y acabar siendo uno de los escritores de Amazing Spiderman (ya en 2007, y tras estampar su firma en muchas otras cabeceras), los planes de Slott resultaron ser controvertidos cuanto menos: Otto Octavius tomaba los hábitos de Spiderman, con la meta de encarnar a una versión mejorada del amado superhéroe arácnido.

Un Spider-Man superior.

Otto presentó desde su creación paralelismos evidentes con el personaje de Peter Parker, como la condición compartida de genios de la ciencia o su adolescencia solitaria y de difícil encaje con sus semejantes. Pese a ser el primer villano capaz de derrotar a Spider-Man, el Doctor Octopus acabó siendo maltratado (y satirizado en exceso) por muchos guionistas, y El Duende Verde ocupó el trono de némesis principal y gran amenaza para Spidey. Hasta que Slott decidió regalar al villano el respeto que merecía, otorgándole un poderoso propósito.

El de superar a su odiado rival, convirtiéndose en un héroe mejor de lo que Peter Parker jamás llegó a ser.

Todos los derechos reservados a Marvel Comics.

De la mano de la controversia llegó el éxito rotundo en ventas: todo el mundo, pese a sus reticencias iniciales, quería ser testigo de las evoluciones de un Spider-Man de reprobable escala moral, violento y heroico a su manera. Alejando a Peter de la historia, aún a costa de verle derrotado (incluso en el mismo título ya se le considera inferior por asociación), Slott pudo experimentar con un personaje más oscuro sin dañar la reputación del héroe de toda la vida, y presentar así una cabecera con un loable equilibrio entre los personajes y enemigos de siempre (que tendrán que revisar sus relaciones e interacciones con este Spider-Man tan cambiado) y algunas nuevas incorporaciones como Anna María.

Incluso el tan característico y necesario humor del personaje, inherente a su naturaleza, encontraría su inspirada traslación en un Octavius divertido desde las situaciones originadas por su casi total ausencia de sentido del humor.

Con dibujantes como Ryan Stegman o Humberto Ramos, The Superior Spider-Man es nuestra recomendación para batallar lo mejor posible contra los tiempos complicados que nos está tocando vivir.

Porque hoy todos tenemos que ser héroes, a nuestra manera.

@Juanlu_num7

 

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.