El nombre de Jahseh Dwayne Ricardo Onfroy es muy probable que no os suene a muchos, o quizá me sorprenda y sea más conocido de lo que pienso. Su ‘a.k.a’ como rapero, o músico dado que no me gusta encasillarle en un género, es muy probable que si haya llegado de una forma u otra a vuestros oídos. Estoy hablando del polémico ‘XXXTentacion’. Un cantante que para quien tenga un leve reflejo de su persona puede que sus pensamientos sean más malos que buenos, pero no caígamos en el tópico de ‘juzgar un libro por su portada’ a estas alturas del siglo XXI, que las redes sociales engañan mucho y están cargadas de odio y gente tóxica.

Es cierto que durante su corta vida, más en concreto un tramo bastante conflictivo, tuvo muchos pecados de los que arrepentirse, pero los cuales pudo suplir con un mensaje social muy grande en su música y vida en general.

           Imagen extraída de una fanpage de Billie Eilish

Yo, por desgracia, nunca tuve la suerte ni de estar cerca suyo en un concierto y sentir sus buenas vibraciones, pero que sea una de las artistas más exitosas del momento la que argumente el otro lado de la moneda con Jahseh:

Era la persona de mucha gente. Es enfermizo verlo ahora, porque veo el impacto que tuvo en la gente o en mi que apenas lo conocía… Es una locura. La gente ni le conocía y tuvo un gran impacto sobre ellos. Era como un haz de luz que intentaba hacer todo por los demás…Era el niño menos egoísta que he visto en toda mi vida. Me escribía todos los días para preguntarme si estaba mejor. ¿Quién hace eso?… RIP X”. – Billie Eilish sobre XXXTentacion en la entrevista a la que pertenece la foto de portada.

Un apunte que me gustaría hacer antes de continuar, es esta canción de Billie en homenaje a la muerte de su amigo:

 

La personalidad de Jah siempre se forjó desde la negatividad, el rechazo, las malas compañías, los vicios y todo lo que se pueda ocurrir en un barrio marginal de América del Norte. Una buena y rápida forma de entender su manera de ser tan peculiar es en los dibujos que solía compartir e incluso usar para discos o canciones:

  Imagen extraída de una fanpage de XXXTentacion

 

Y si no le conocíais, os acabáis de enterar de que ya no se encuentra entre nosotros, aunque imagino que el título os habrá ayudado a deducirlo antes. Jah fue asesinado a tiros a principios del verano de 2018. Un caso más de violencia en las calles de Estados Unidos, pero que en esta ocasión se llevó a uno de los mayores talentos musicales, al menos, del lustro.

En Deerfield Beach, Florida, se perdió a la edad de 20 años al que apuntaba a ser un artista generacional que pudiera marcar un antes y después, ya no solo en la música, sino en la sociedad. Aunque realmente, intando ser lo más objetivo posible, creo que lo hizo.

Un chico que sabía lo que era salir desde lo más bajo, teniendo una infancia muy complicada donde el padre le abandonó y tuvo que salir adelante con su madre, Cleo. La relación entre madre e hijo siempre fue muy fuerte, y siempre estuvo ahí detrás de los pasos de Jah en las giras. Una etapa muy bonita para la música urbana estadounidense, donde ‘X’ consiguió unir a muchos artistas en una especie de banda para dar conciertos de un calibre impensable cuando subía sus canciones a SoundCloud en 2014.

En la actualidad, ya pasado año y medio desde que ‘Jah’ envía su energía desde otro lugar espiritual, es imposible cuestionar que ha dejado huella en el mundo. En su disco ‘?’, siendo el último que saco en vida, intentó plasmar su cambio de ser una mala persona a lo que era antes de morir. Una lucha interior con sus demonios que intentó expresar en el videoclip de ‘SAD!’, en donde se puede observar como acude al entierro de su antiguo yo – basándose en la apariencia para lograrlo – y el cadáver se despierta para seguir batallando con él. Una auténtica obra de arte de videoclip y canción, que tiene suficiente trasfondo para analizarlo en una sola pieza, pero que como primera toma de contacto con XXXTentacion está muy bien:

 

En diciembre de 2019, aún sigue saliendo música nueva suya. ¿Cómo es esto posible?, pues por la sencilla razón de que había firmado un contrato multimillonario por varios discos, y estaba enfocado trabajando en ellos. Tanto su madre como el equipo de trabajo han ido gestionando el contenido, algo que ha tenido cosas buenas y cosas malas. El punto positivo es haber podido seguir disfrutando de este artista, y el negativo es que han comercializado su imagen en algunas colaboraciones, incluyendo a artistas latinos, que para mi gusto no merecen ni mención en una web dedicada al arte. Incluso, en el disco ‘Skins’ realmente se cuestiona el estilo de la obra, dado que muchos seguidores fieles aseguran que no es un producto que el propio Jahseh hubiera sacado.

Una situación que parece haber cambiado con ‘Bad Vibes Forever’, el que en principio será el último disco que existirá suyo. En este último trabajo si que se aprecia un estilo mucho más desgarrador y sensible, además de la versatilidad musical que siempre le ha caracterizado. La verdad que con ‘Bad Vibes Forever’ se pueden poner pocas quejas, y en lo subjetivo no me da miedo decir que me parece de los mejores discos de la década, al menos en su género.

La narrativa que acompaña a su figura en los meses previos y posteriores a su muerte son bastante llamativos, puesto que pocos casos se conocen de un impacto tan grande en los fans. El hastag #LLJ – que significa ‘Long Live Jahseh’ y también se encuentra como ‘Long Live Prince X’ – no ha dejado de verse en todas las plataformas, pintadas callejeras e incluso tatuajes, siendo un efecto social que puede competir con los grandes grupos de rock legendarios o esos raperos de los 90’s que forman parte de la historia.

Para cerrar la pieza y dejar constancia de ello, me gustaría dejar la tumba de ‘X’ y el amor que no deja de recibir:

               Imagen extraída de una fanpage de XXXTentacion

 

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.