Estrenada con éxito de público y crítica en la pasada 25 edición del cada vez más prestigioso e internacional Festival de Cine de Málaga, La maniobra de la tortuga es un thriller gaditano en el que subyace la violencia de género con los bajos fondos gaditanos, en dos historias que se entrelazan a la perfección bajo la batuta de Juan Miguel del Castillo, co-guionista junto a José Rodriguez, basándose en el libro homónimo de Benito Olmo.

El temporal de agua y barro que acompañó al preestreno de la película, lejos de desdibujarlo fue un efectivo acompañamiento. Ni el mejor de los publicistas recrearía una mejor puesta en escena.

El hallazgo de una joven violentamente asesinada le recordará un oscuro pasado a Manuel Bianquetti, un inspector de la Policía Nacional, denostado por sus jefes y trasladado forzosamente de Madrid a Cádiz, (Fred Tatien). Inmediatamente se adentra en la cara menos paradisiaca de Cádiz, contradiciendo la conocida orden de no seguir investigando.

El soporte emocional para el inspector lo pone Natalia de Molina, interpretando a una enfermera, vecina de Bianquetti y víctima de acoso, cuando éste se cruza en la comisaria con ella y luego descubre que es su vecina.

Es la segunda vez que Natalia Molina trabaja con Juan Miguel del Castillo, tras Techo y comida, que le valió uno de los dos Goya que tiene como actriz.

El filme, como ya he señalado, tiene una ambientación inquietante y un punto desasosegante, incluso en las escenas a pleno sol, y una música que nos sumerge en la cruda acción, recordándonos algunas secuencias a exitosos filmes como Tarde para la ira. Los amantes del thriller vais a disfrutar mucho esta película.

@EduVicu

Rate this post
Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios